¿Qué es el coating cerámico y para qué sirve?

El coating cerámico es un tratamiento que se aplica de forma técnica y especializada para ofrecer la mayor protección a la pintura del coche, aplicándola justo después el pulido del mismo.

El coating cerámico se prepara previamente a la carrocería y después de la aplicación de un producto sellador, para conseguir que la pintura del coche ofrezca una mayor protección y muchos beneficios que explicaremos en el artículo de hoy.

Gracias a esta técnica se consigue un ‘efecto nuevo’ en el coche, ya que se saca el mayor brillo posible y además proporciona otros beneficios a tener en cuenta, como por ejemplo conferir la máxima protección y la mejor estética a la carrocería. Es el tratamiento perfecto para vehículos nuevos que quieren alargar y potenciar la belleza de la carrocería y que también buscan una técnica innovadora y exclusiva, para disfrutar de los beneficios del cuidado, estética y mantenimiento de su vehículo.

El coating cerámico puede aplicarse tanto a coches como a motos, así como a otro tipo de infraestructuras como aviones, barcos o caravanas y sirve tanto para el abrillantado como para la protección de los mismos

¿Qué ventajas tiene el coating cerámico?

Sirve para proteger la carrocería de muchas cosas:

  • Evita la aparición de pequeños arañazos
  • Protege la carrocería de temperaturas muy bajas o muy altas y de los cambios bruscos que estas pueden producir
  • Evita la decoloración que puede deberse a la radiación solar o bien a la pérdida de brillo.
  • También es una buena solución para conseguir que la carrocería no acumule tantas bacterias ni tanta contaminación ambiental, evitando que se adhieran agentes contaminantes tales como el alquitrán, los depósitos minerales como la cal o la resina de los árboles, sobre todo si son coches que se aparcan fuera de un garaje. También otros agentes contaminantes de origen orgánico como los excrementos de ave o los mosquitos.
  • Permite combatir también la oxidación y la corrosión de algunos elementos como los disolventes, jabones alcalinos, lluvia ácida o el salitre.
  • También se consigue un mayor endurecimiento de la pintura, un alto brillo y una mayor suavidad al tacto.
  • Y si hablamos de durabilidad, gracias al coating cerámico se obtiene una mayor durabilidad si lo comparamos con otros tratamientos protectores, porque pueden llegar a resistir más años,
  • Otro beneficio es la repelencia al agua, gracias a su efecto hidrofóbico y antiestático, la suciedad tarda más en aparecer y se genera un efecto autolimpiador.
  • Hace más sencilla la limpieza y el mantenimiento del vehículo y tiene más capacidad de auto repararse.

Si quieres más información sobre el coating cerámico, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte a mejorar el aspecto y la protección de tu vehículo de una forma completamente especializada.

Leave A Comment